Artesanía

En Iban Salgado la belleza y la delicadeza se unen en la más alta expresión de la alta costura con la excelencia de una tradición que entrelaza inextricablemente el refinamiento y un deseo muy contemporáneo de deleitarse.

Cada modelo transmite ese susurro adicional de eternidad que es el sello distintivo de una verdadera obra de arte.
El lujo del tiempo, en primer lugar, mil horas de trabajo dedicado, a veces más, van en la fabricación de sus vestidos. Un vestido que para dar lo mejor de sí mismo, habrá pasado por varias etapas, tiempos incomprensibles de ida y vuelta para asegurar una prenda impecable, flotando entre creatividad, sueño y glamour.